Cuando cambiar los amortiguadores

En cualquier vehículo es básico que los amortiguadores estén en buen estado porque se encargarán de la estabilidad del mismo. En todo caso, los mejores repuestos para tu vehículo los encontrarás en el despiece de citroen, a los precios más ajustados del mercado y totalmente garantizados por mecánicos expertos.

Pero, puede que no sepas cuándo es el mejor momento para cambiar tus amortiguadores, por lo que te he preparado este post. Aquí sabrás los puntos a tener en cuenta para saber si debes hacer el cambio de tus amortiguadores.

Momentos para cambiar tus amortiguadores

Cambiar tus amortiguadores será siempre vital, en especial porque así evitarás cualquier tipo de inconvenientes. En todo caso, debes fijarte en lo siguiente:

Estado exterior

Es importante comenzar por una inspección visual de los amortiguadores para verificar que no estén oxidados. Esto puede ser un problema bastante común, en especial si circulas por zonas donde existe una alta concentración de sal en las vías.

También será importante que verifiques si los amortiguadores tienen fugas de aceite, lo que hace que debas repararlas cuanto antes. Para detectarlas bastará con verificar el suelo donde aparcas el coche de forma habitual y si existen manchas de aceite en el suelo será el momento de hacer el cambio o reparación de tus amortiguadores.

Estabilidad del coche

La estabilidad del coche será algo crucial a la hora de verificar el estado de tus amortiguadores, porque debes asegurarte de que el coche sea estable. Para verificarlo será bastante sencillo, porque lo único que debes hacer es aparcar tu vehículo en una zona completamente plana y observarlo.

La línea que se formará entre las defensas de tu coche y el pavimento debe ser completamente paralela. Si el coche se inclina hacia algún lado entonces será el momento de hacer el cambio de ambos amortiguadores para garantizar la estabilidad del coche.

Prueba del rebote

Es la prueba más común que se debe hacer en un vehículo, en especial porque así determinarás rápidamente el estado de los amortiguadores. Hacerla es muy fácil, porque bastará con ejercer presión sobre la carrocería y cuando esta descienda soltar la presión.

Observa cuidadosamente el movimiento que hace el coche para volver a su posición original el cual debe ser constante. Si comienza a dar varios rebotes antes de volver a su posición, los amortiguadores estarán en mal estado, por lo cual, lo más aconsejable es que realices el cambio inmediato de los mismos para evitar inconvenientes.